Cultura y Tradiciones

El origen del pueblo mapuche (gente de la tierra) es incierto. La versión más difundida indica que habría surgido por la migración hacia la zona central de Chile de cazadores-recolectores provenientes de la vertiente oriental de Los Andes, probablemente poblaciones de la pampa argentina o del territorio guaraní.

Hasta la llegada de los españoles, los mapuche dominaban la zona sur del valle central de Chile. El empuje de la colonización concentró a la mayor parte de las comunidades al sur del ancho río Bío-Bío, donde los espesos bosques y los caudalosos torrentes fueron aliados naturales de la larga resistencia del pueblo originario.

Los españoles y posteriormente las fuerzas militares chilenas realizaron sucesivas campañas para propiciar la colonización, pero el espíritu indomable de los mapuche fue un tenaz obstáculo hasta fines del siglo XIX, cuando fueron derrotados en la ofensiva que los historiadores han denominado "Pacificación de la Araucanía".

El pueblo mapuche adopta diversas denominaciones de acuerdo a la ubicación geográfica de las comunidades. Se reconocen los lafkenche (que habitan el borde costero), los pehuenche (ubicados en los cajones de la cordillera) y los huilliches (que dominaban la zona sur). 

La población Lafkenche, a la que pertenecen las comunidades del Budi, era particularmente numerosa entre los ríos Imperial y Toltén. Cronistas de la Colonia narran que a los 27 vecinos originarios del poblado La Imperial (principal asentamiento español en la zona) se les entregaron "encomiendas" (grupos de indígenas para trabajar la tierra) de 10 mil, 12 mil y más mapuche.

Cerca de 1554, el lago Budi fue escenario de uno de los hechos más sangrientos de la Colonia, cuando los españoles emprendieron una implacable ofensiva en La Imperial. No sólo los varones, sino también mujeres, niños y ancianos fueron víctimas del genocidio. Más de 4.000 personas buscaron refugio en las islas del Budi, pero hasta ese lugar llegaron sus perseguidores y cerca de 3.000 indígenas murieron al arrojarse desde un arrecife e intentar cruzar las aguas en medio de una tormenta.

En 1881 el enfrentamiento entre las fuerzas militares chilenas y los guerreros del "lonko" (jefe) Namuncura significó el quiebre definitivo de una resistencia que se prolongó por tres siglos (una de las más largas en la historia de la colonización de América).

Toltén era uno de los centros más importantes de los mapuche, pues se extendía casi media legua a lo largo del río homónimo y lo habitaban más de 200 familias. El terreno era plano y extraordinariamente fértil, donde crecían muy bien el trigo, las habas, el maíz y una especie de papa que hasta hoy es reconocida como la de mayor calidad en todo Chile.

A mediados del siglo XIX se instalaron los primeros colonos alemanes, franceses y criollos en territorio lafkenche. El auge colonizador comenzó en 1905, como consecuencia de la venta de los sitios ocupados por la "Sociedad Agrícola", lo que originó la creación del pueblo de Puerto Domínguez en la ribera del Budi. Ya en 1852 había comenzado a formarse, en el litoral cercano al lago, el caserío que dio origen a la localidad de Puerto Saavedra. Esta última fue completamente arrasada por el terremoto y maremoto de 1960 y aún hoy se pueden observar ruinas que marcan la antigua ubicación del pueblo.

En este contexto, las comunidades mapuche de la zona se ubicaron en la ribera del Budi, donde continuaron cultivando sus tradiciones, las que hoy abren para que el mundo conozca los bellos parajes que cobijaron a estos asentamientos prehispánicos y las hermosas manifestaciones culturales -artesanía, tejidos, religiosidad, gastronomía y juegos- de la "gente de la tierra".